De visita: Estudio Sputnik

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

Nos acercamos a la breve pero exitosa trayectoria de este estudio valenciano de diseño multidisciplinar.

Estudio Sputnik

Recientemente premiado en la última edición de Cevisama Lab (puedes consultar el artículo de DissenyCV aquí), Estudio Sputnik es un colectivo de diseñadores industriales valencianos (Majo Fernández, María de la O Reyna, María Salar y Borja Sepulcre) que inició su trayectorio en el salón NUDE de Feria Hábitat, en su edición del pasado año, al que llevaron tres proyectos, “coherentes entre si, y con el stand”, afirman los componentes de Estudio Sputnik, que fueron bien acogidos por público y medios especializados.

Estudio Sputnik vajilla K

Vajilla K.

El primero de ellos, la vajilla K, surgió con anterioridad a los otros dos proyectos, Santorini y Sputnik, que se desarrollaron en paralelo. “Nuestro método de trabajo varía. Podemos trabajar solos, en casa, o en conjunto, ya que nos gusta la sinergia que se crea entre nosotros. Si necesitamos renderizar, acudimos a la Universidad”. La coherencia antes comentada se muestra en las formas geométricas coincidentes de K y Santorini o el uso de la madera (un material que otorga calidez), en contraposición con el empleo de metales como el cobre en las lámparas Santorini (una reinterpretación de las lámparas de exterior). El uso limitado de materiales en los proyectos de Estudio Sputnik, como ellos mismos admiten, viene dado también por el coste de los prototipos. Este proceso de fabricación del prototipo es una fase que los miembros de Sputnik agradecen, ya que “al trabajar en equipo con artesanos, te das cuenta de algunos errores cometidos. Es un proceso muy gratificante”.

Estudio Sputnik lámparas santorini

Lámparas Santorini.

La participación en Cevisama Lab era el siguiente paso lógico para el estudio valenciano (“No queríamos morir en NUDE”, como ellos mismos admiten) ya que se trataba de trabajar con la cerámica, “un material que nos gusta y con el que deseábamos experimentar”. Los miembros de Sputnik presentan y trabajan ideas aptas para las distintas categorías de los concursos como el de Cevisama Lab, “y finalmente nos quedamos con la más viable”. En esta ocasión, el lema de Cevisama Lab era La hora del baño, por lo que Sputnik pensó en qué podía motivar a los más pequeños a bañarse. El resultado son unas baldosas que pueden cambiar de color en contacto con el agua, al llevar adherida una tinta hidrocromática que se torna transparente y deja ver el color que se encuentra debajo. “Es una técnica que ya existe, pero no se había aplicado todavía a la cerámica”. Es un concepto que nos gusta mucho y en el que en estos momentos continuamos trabajando en temas de durabilidad, por ejemplo, con el Instituto de Tecnología Cerámica”.

Estudio Sputnik Magicdrops

Proyecto ganador en Cevisama Lab, “Magicdrops”.

En un futuro cercano, Estudio Sputnik aspira a continuar su participación en concursos, ya que “deseamos difusión, que las empresas sepan quiénes somos y qué hacemos. Nos interesa que los productos diseñados salgan al mercado. Al mismo tiempo, estamos inmersos en una formación continua, ya que aprendemos de cada proyecto que desarrollamos, siempre estamos motivados”. Los premios obtenidos en los concursos son invertidos por Sputnik (a quienes les gustaría también iniciarse en el diseño de espacios y de mobiliario) en el desarrollo de los próximos proyectos a concurso, como el de mueble de baño de la firma valenciana Sonia, o el convocado por la empresa italiana Infinity.

Estudio Sputnik Taburete Sputnik.

Taburete Sputnik.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page