Ventura Feliu: el mueble curvado y la industrialización de Valencia

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

Artículo del investigador Julio Vives Chillida sobre la película acerca de la fábrica Hijo de Ventura Feliu.

LA IMAGEN DE LA FÁBRICA DE MUEBLES CURVADOS HIJO DE VENTURA FELIU (VALENCIA). PELICULA DE 1929.

Editorial cinematogràfica Trilla S.A. Barcelona, 1929.
Depósito: Filmoteca de Catalunya.
Archivo: Fundació Caixa Vinaròs.

Notas sobre la película:
Película muda de 18 minutos filmada probablemente con motivo de la participación de la empresa en la Exposición Internacional de Barcelona de 1929. Se trata de una filmación, con notas familiares, del proceso de producción de mueble curvado (al estilo de Viena o tipo Thonet) en la fábrica de la calle San Vicente de València. Un documento histórico de interés general.
Se recomienda verla en velocidad 2.


Imagen de la fábrica Ventura Feliu

Un artículo de: JULIO VIVES CHILLIDA (Investigador, documentalista y escritor. Responsable de l’ESPAI CORBAT de la FUNDACIÓ CAIXA VINARÒS)

En los estudios sobre la industrialización del País Valenciano se hace referencia a la fábrica de muebles curvados que, a finales del Siglo XIX y principios del XX, tenía Ventura Feliu Rocafort, en Valencia [MARTÍNEZ GALLEGO, Francesc Andreu, Desarrollo y crecimiento: la industrialización valenciana, 1834-1914, Valencia: Generalitat Valenciana, 1995, pp. 155-160]. Ventura Feliu era un empresario con una arraigada conciencia industrializadora -como despues lo fueron sus hijos-, y esto se manifestaba en numerosos elementos de su actividad y en el legado visual que nos ha dejado. La aparición de una película de nitrato de la Editorial Cinematográfica Trilla S.A., de Barcelona, filmada en abril de 1929 sobre la fábrica “Hijo de Ventura Feliu”, es una oportunidad para escribir una introducción sobre esta industria, completando así la presentación de la película. El mundo de la fabricación del mueble curvado, insuficientemente estudiado en toda su amplitud a pesar de las monografías sobre Michael Thonet y otras publicaciones, ha dado lugar a una cultura industrial y material y ha generado, entre otros vestigios, un acervo iconográfico de gran interés para disciplinas como, por ejemplo, el diseño gráfico, la historia social, la historia de la técnica, el diseño de producto o la historia de la empresa. La imagen del obrero curvador doblegando con sus brazos la madera sujeta en los moldes metálicos es un símbolo que se ha utilizado con frecuencia para reflejar esta industria que en su día fue tan relevante en Europa. Estos materiales del mundo del mueble curvado que deben documentarse y catalogarse, las fábricas, los productos, los catálogos de venta, los anuncios, las fotografías de exposiciones… tienen un claro interés desde la perspectiva de la arqueología industrial que tiene una mirada amplia y multidisciplinar [Julio Vives Chillida, “La imagen de la fábrica de muebles curvados hijo de Ventura Feliu (Valencia)”,  Diseño, imagen y creatividad en el patrimonio industrial, XII, Jornadas Internacionales de Patrimonio Industrial, Gijón, 30 de septiembre-2 de octubre de 2010, 2011, pp. 337-349]. En la historia de la industria valenciana existen muchos materiales de este tipo pendientes de investigación y ahora tenemos una película de 1929 que es, sin duda, un elemento del patrimonio industrial fílmico y, al mismo tiempo, una herramienta que puede ser útil para el estudio de la industria del mueble curvado [LÓPEZ IZQUIERDO, Miquel, VENTOSA MUÑOZ, Silvia, “El document filmic: font de documentació, eina de recerca i suport de difusió”, en: I Jornades d´Arqueologia Industrial de Catalunya, L´Hospitalet de Llobregat, pp. 22-28; y ÁLVAREZ ARECES, Miguel Ángel, (Ed.), Patrimonio y arqueología de la industria del cine, Gijón: INCUNA-Asociación de Arqueología Industrial, colección los ojos de la memoria nº 10, 2010.].

Ventura Feliu Rocafort (1909)

Los fabricantes más destacados en los años del cambio de siglo fueron Salvador Albacar y Gil; Ventura Feliu Rocafort, Joaquín Lleó y Bolás y Luis Suay Bonora, en Valencia; y Alejandro Delgado, en Murcia. A pesar del tamaño medio de sus empresas, su carácter familiar y el componente artesanal de su producción, intensiva en mano de obra, estos empresarios eran actores influyentes en el proceso de industrialización. Ventura Feliu Rocafort fue un empresario importante de la sociedad valenciana de finales del siglo XIX. Posiblemente el y sus hijos fueron de los pocos empresarios de esta rama que tenían conciencia de cumplir la misión histórica asociada a los capitalistas emprendedores en la ideología industrializadora.  Su fábrica fue fundada en 1879 y en 1893 se construyeron los primeros edificios, naves y almacenes, que fueron ampliados en años posteriores, en la calle San Vicente, nº 302. Al parecer en los primeros años tuvo la fábrica en la calle Guillem de Castro, casa nº 14 pero en 1896, durante una gran tormenta, un rayo cayó en la chimenea de ladrillo de la fábrica y mató o hirió a varios trabajadores que se habían refugiado junto a ella porque la tormenta había inundado las naves, según se relata en el diario La Iberia de 21 de agosto de 1896. Quizá este dato biográfico explique la solidez constructiva de las naves de la nueva fábrica y el espectacular pararrayos de la fachada de la casa Feliu. Al parecer según se explica en El Heraldo de Madrid de 12 de marzo de 1900 en aquella época tenía a sus dos jóvenes hijos, Enrique y Joaquín, empleados como obreros en su propia fábrica, para dar ejemplo, según decía. El 5 de junio de 1916 el padre traspasó la propiedad a los dos hijos. Joaquín Feliu era también miembro de la junta directiva del Ateneo Mercantil de Valencia. Consta en el Archivo histórico administrativo municipal de Valencia que Ventura Feliu y sus hijos encargaron diversos proyectos y obras a arquitectos destacados de Valencia como, por ejemplo, Vicente Cerdà (en 1903 y  1909), Francisco Mora (1905), Francisco Almenar (1906) y Carlos Carbonell (1913).

Instalación de Ventura Feliu en la Exposición Regional de 1909.

 

Muebles curvados en la Feria Internacional de Muestras de Valencia (1922)

Las exposiciones en las que participó Ventura Feliu y sus hijos a partir de 1900, son numerosas tanto nacionales como internacionales aunque no consta que participara en la Exposición universal de Barcelona de 1888.  Por orden cronológico son: la Exposición de la Unión Filantrópica sobre “culinaria, alimentación e higiene” celebrada en París en 1904 (Diploma de honor); la “International Dress Exhibition” en el Crystal Palace de Londres, de 1904 (medalla de oro); una exposición mixta internacional y nacional en Florencia, en 1905 (medalla de oro); la Exposición Regional valenciana de 1909; la 1ª Feria Muestrario Internacional celebrada en Valencia en 1917; la Exposición internacional del mueble y decoración de interiores, de 1923 (Barcelona); la Exposición General de la Construcción, de Madrid, en 1925 [“HIJOS DE VENTURA FELIU”, El eco patronal. Boletín informativo, año IV, nº 73, 1 de junio de 1925, p. 16] y la Exposición internacional de Barcelona de 1929 (medalla de oro). [Exposición internacional de Barcelona, 1929. Catálogo oficial, Barcelona: 1931].  En las Exposiciones de Valencia de 1917 y de Barcelona de 1923 y 1929  Feliu participó a través de su representación en la Unión de Fabricantes de Muebles Curvados, asociación patronal expositora creada para eventos de estas características, del que Feliu era el principal promotor. La Exposición regional más importante en la que participó Ventura Feliu fue lógicamente, la valenciana de 1909 [Exposición regional valenciana de 1909. Catálogo oficial, Valencia: 1909, pp. 54-55. SÁNCHEZ ROMERO, Miguel A., La industria valenciana en torno a la Exposición Regional de 1909, tésis doctoral, diciembre de 2009. Universitat Politècnica de València, p. 174]. Feliu era el Vicepresidente 2º del Comité Ejecutivo, presidido por Tomás Trénor Palavicino. Su instalación ocupaba toda una sala del primer piso del Palacio de Industria, la  sala 6ª. Una de las piezas destacadas de la instalación que demostraban el dominio del oficio de la madera curvada  era una atractiva cuna de formas arborescentes, del tipo de las que hacía la empresa de Jacob & Josef  Kohn, de Viena. Como era usual entonces Feliu, proveedor de la Casa Real, le regaló a Alfonso XIII un mueble de despacho calificado como Gabinete modernista en la revista Reales Sitios [FERNÁNDEZ MIRANDA, Fernando, “Un mueble modernista (1910) de Ventura Feliu en el Palacio Real de Madrid”, Reales Sitios, vol. 21, 1984, pp. 4-7] y que según El imparcial de 24 de mayo de 1909, el Rey se detuvo a admirar detenidamente. Anteriormente, en 1907,  la Infanta Isabel había efectuado una visita a la fábrica y este honor fue correspondido con el regalo de un reclinatorio hecho con madera curvada y decorado para la ocasión. Las palabras elogiosas que se dedican en el catálogo de la Exposición de 1909 a esta instalación, que debía ser de las más grandes, refieren que “un motor de 80 caballos de fuerza, montado con arreglo a los últimos adelantos de la mecánica, pone en movimiento las distintas máquinas necesarias para la confección de los varios productos de la casa”. [“La Exposición de Valencia. Instalaciones de Ventura Feliu”, El liberal, Madrid, 2 de junio de 1909].

Mueble regalado al rey Alfonso XIII en 1909

Hasta ahora sólo es conocido -en cierta medida- el catálogo de junio de 1924, editado con el nombre de “Fábrica de muebles encorvados de Hijos de Ventura Feliu”.[ HIJOS DE VENTURA FELIU, Fábrica de muebles encorvados, Valencia, Catálogo de junio de 1924. HIJO DE VENTURA FELIU, Adición al catálogo general de muebles curvados de junio de 1924, octubre de 1929]. El catálogo comercial es un elemento de propaganda comercial y al mismo tiempo un documento que refleja muchos datos de la realidad de la empresa. En sus 105 páginas pueden estudiarse los muebles que formaban parte del amplio y ecléctico repertorio de Feliu, con mueble curvado inspirado en varios fabricantes vieneses, como Hermanos Thonet, Jacob & Josef Kohn y D.G. Fischel Söhne y mueble de ebanistería de tendencia modernista. En algunos modelos muestra cierta originalidad en el estilo y la influencia de las tradiciones locales. Hacia 1927 la empresa se denomina Hijo de Ventura Feliu. Uno de los hijos, Joaquín (1886-1926) murió a consecuencia de las graves heridas sufridas en un accidente de tráfico ocurrido en la carretera de Sagunto, accidente descrito en La Vanguardia de 31 de agosto de 1926, y desde entonces la fábrica quedó a cargo de Enrique Feliu Raga.  En las primeras páginas del catálogo comercial de 1924 se  incluyen toda una serie de fotografías sobre el proceso de producción del mueble curvado en su fábrica que forman parte de la historia industrial valenciana y han sido divulgadas parcialmente en los trabajos existentes sobre el mueble en Valencia. Por otro lado a lo largo de su historia la fábrica de Feliu publicó diversos anuncios en guías de Valencia y en revistas como La esfera, Mercurio y El Almanaque de Las Provincias, entre otros. [La esfera., Año IV, vol. II, núm 185, 14 de julio de 1917; y año V, núm 232, 8 de junio de 1918. Guía de Valencia, 1909, Imp. Domenech, 1909. Valencia y su región. Exposición regional valenciana. Guía publicada por el Comité Ejecutivo de la Exposición, 1909].

Anuncio de la fábrica Ventura Feliu

En particular destacan dos patentes de invención registradas por Ventura Feliu: la curva de ensamblaje y el centro de resistencia. Lo interesante de estas patentes no es realmente el concepto de invención funcional que contienen sino que representan la voluntad de dar la imagen de una empresa que no sólo reproduce los modelos clásicos vieneses sino que también pretende mejorar los diseños en algún aspecto, reconociéndose en las solicitudes su componente principalmente decorativo. Ahora bien, tanto el centro de resistencia como la curva de ensamblaje fueron solicitadas y se concedieron como patentes de invención, no como patentes de introducción y no se conoce ningún otro fabricante que haya utilizado tales formas de curvatura con tales propósitos.

Patente de mecedora

La fábrica de la calle San Vicente en su forma inicial fue construida hacia 1893 –así se indicaba en el dintel de la puerta de entrada al edificio del despacho- y tuvo ampliaciones al menos hasta 1922. En la puerta exterior, coronando la entrada había una escultura cuya identificación iconográfica ha sido posible gracias a que Ventura Feliu registró dicha imagen como “marca de fábrica” que representa a la industria. [Boletin Oficial de la Propiedad Industrial nº 429 de 1904 ,  (nº 10.675)]. En el Siglo XIX era usual representar a la industria con una imagen antropomórfica, una mujer, con algún tipo de herramientas. Una figura femenina con herramientas de curvado –una rueda metálica y un martillo- fue la opción escogida por Ventura Feliu para la imagen de su industria. Esta figura un tanto folclórica, con su aire serio y algo amenazador, tiene un valor altamente simbólico en cuanto refleja una idea de su fábrica como un “templo de la industria” valenciana. Otra huella de la mentalidad industrializadora de Feliu. En el diario El Heraldo de Madrid, de 29 de enero de 1909, bajo el título “Gran industria de muebles” se recoge una descripción bastante precisa de la fábrica hecha por el cronista José Fillol Sanz [FILLOL SANZ, J. “Valencia ante la Exposición. Gran industria del mueble”,  El heraldo de Madrid, 29 de enero de 1909]. El mercado más importante de Feliu era el de España pues tenía depósitos en Madrid, Bilbao, Barcelona (calle Diputación, nº 110), Zaragoza y Castellón.

Marca de fábrica de Ventura Feliu

El desarrollo de la industria del curvado en Valencia, como de la industria en general, se produjo en parte gracias a la existencia de mano de obra barata y un acceso a la materia prima de la madera facilitado por las infraestructuras de comunicaciones, particularmente el puerto de Valencia. En la primera década del siglo XX las crónicas dicen que era más barato importar la madera de Trieste, puerto Austro-Húngaro, que transportarla en ferrocarril desde Cuenca. En cuanto a la expedición, la fábrica de Feliu estaba muy próxima a la antigua Estación del Norte -y después también de la nueva, a cargo de Demetrio Ribes-  desde donde se hacía el transporte a los depósitos establecidos en varias ciudades. En Barcelona, por ejemplo, tenía el depósito en la calle Diputación nº 110 y los muebles de Ventura Feliu se vendían en grandes cantidades en los Almacenes El Siglo de la Rambla de Cataluña pues tenían gran aceptación en los medios de la burguesía catalana y las incipientes clases medias.

Muebles de Viena en los almacenes El Siglo de Barcelona

La memoria de una inspección de trabajo realizada en 1908 a fábricas en España, incluyendo, entre otras, fábricas de mueble comparables de Valencia, dice que la de Ventura Feliu tenía 420 trabajadores: 230 hombres, 160 mujeres y 30 niños.[ “Memoria de la inspección del trabajo”, Boletín del Instituto de Reformas Sociales, vol. 5, 1908, pp. 1026-1027].  Los tipos de jornal máximo, medio y mínimo de hombres eran  4, 3 y 2,5 pts.; y de mujeres y niños 1,75, 1,25 y 0,50. pts. Es decir: el salario máximo de una mujer nunca superaba el salario mínimo de un hombre en un horario de trabajo, casi  todo cobrado a destajo (por unidad de obra), en que la jornada laboral en 1908 era de 9 horas. Que fuera una fábrica cuyos trabajadores estaban paternalmente protegidos por su propietario no significa que no albergara episodios de conflictividad laboral generada por las condiciones de explotación del sistema de producción capitalista. En un margen de tiempo tan amplio de vida de la empresa, al menos cuarenta años, las noticias son abundantes. Las condiciones de trabajo, ambientales e higiénicas entre otras, no eran precisamente gratas en las fábricas de curvado, y muchos años los trabajadores de esta fábrica realizaron huelgas para conseguir aumentos de salario, mejoras laborales y de las condiciones higiénicas.

Patente de Feliu Ventura en canapé

Enrique Feliu, probablemente con motivo de su participación en la Exposición internacional de Barcelona de 1929, encargó una breve película-anuncio sobre su fábrica a la Editorial cinematográfica Trilla S.A., pelicula en nitrato que se conserva en la Filmoteca de Catalunya. [TRILLA S.A. Editorial cinematográfica, Hijo de Ventura Feliu. Pelicula viviente sobre la fábrica de muebles curvados, Barcelona, abril de 1929. Filmoteca de Catalunya]. Esta editorial fue un precedente de la cinematógrafa Trilla-La Riva que, en 1931, comenzó a rodar cine sonoro en Cataluña. [RIPOLL i SÒRIA, Xavier, “Els estudis de rodatge cinematogràfics a Catalunya”, en : Arqueología de la comunicació. Actes de les IV Jornades d´Arqueologia Industrial de Catalunya, Girona, 6, 7 i 8 de Novembre de 1997, Barcelona: Associació d´Enginyers Industrials de Catalunya, 1999, pp. 175-187, (pp. 178-179)]. Feliu estaba orgulloso de su fábrica. Con el flamante  título de “película viviente sobre la gran fábrica de muebles curvados Hijo de Ventura Feliu” sus casi 18 minutos de duración condensan fragmentos relevantes de la historia de la industria y la sociedad valenciana de la época. También tiene interés desde la perspectiva de la industria especializada en el mueble de madera curvada maciza que era un bien de consumo de la clases medias. La película tiene un enfoque explícitamente paternalista, usual en mucha propaganda comercial e industrial de los años veinte. Los testimonios de la ideología industrializadora son palpables en varios pasajes. La filmación, con notas familiares, muestra con cierto detalle el proceso de producción empezando con la maquinaria movida por la máquina de vapor y describe brevemente las diversas actividades y dependencias, organizadas como un sistema de almacenes y  talleres con división del trabajo donde, en producción seriada, los productos van desplazándose de una nave a otra. Junto a labores mecanizadas se realizan muchos trabajos de carácter artesanal y de forma manual pero se ha alcanzado el nivel de intercambiabilidad de las piezas de sillas y mecedoras. Almacén de secar maderas, aserradores, curvadores -que trabajan con los moldes metálicos al lado de los tanques de vapor-, lijadores, barnizado, enrejillado y embalaje de los muebles– trabajos estos atribuidos a las mujeres-, la expedición de las mercancías bajo el control directo del propietario en el que interviene, junto a un carro con caballos, un camión de la “Hispano-Suiza”, un detalle moderno de una fábrica que parece más cercana a principios de siglo que a los años treinta. La película, con un lenguaje cinematográfico rudimentario y por momentos  ingenuo, muestra unas naves grandes donde escasea la luz –en ocasiones no se distingue bien a los trabajadores- y algunas máquinas: sierras de cinta, correas de transmisión, lijadoras, máquinas de pulimentar, tornos, barrenadoras, prensas, fundición…el trabajo se desarrolla a un ritmo casi frenético, representado por los trabajadores convertidos en actores improvisados y a veces el ritmo es acelerado por la filmación, muy apropiadamente en el despacho de contabilidad. Las imperfecciones y el lenguaje directo hacen la película entrañable, incluyendo un asaz convincente desfile final de los trabajadores y trabajadoras felices a la salida de la fábrica; escena que transcurre durante casi un minuto de los 18 que tiene el metraje del filme, emulando con un plano secuencia el filme, de 48 segundos, La sortie des ouvriers des usines Lumière à Lyon Monplaisir de los Hermanos Lumière (1895). La casa Feliu de la calle San Vicente -actualmente números 316-318-, está  catalogada como elemento protegido en el plan urbanístico de Valencia y destinada a “equipamiento dotacional administrativo-institucional”.

BIBLIOGRAFÍA:
Julio Vives Chillida, “La imagen de la fábrica de muebles curvados hijo de Ventura Feliu (Valencia)”, comunicación a las “XII Jornadas Internacionales de Patrimonio Industrial”,
Diseño, imagen y creatividad en el patrimonio industrial, Gijón, 30 de septiembre-2 de octubre de 2010, 2011, pp. 337-349.
“La fàbrica de mobles corbats Hijo de Ventura Feliu, València (1929)”, IX Jornades d’Arqueología Industrial, Associació del Museu de la Tècnica, de la Ciència i d’ Arqueologia
Industrial de Catalunya, Barcelona: desembre 2013.

Fotografía actual de la casa de Ventura Feliu

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page