De visita: Cuatro Cuatros (I)

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

Charlamos con el joven estudio valenciano compuesto por Adrián M. Almonacid y Cristina Ródenas.

Cuatro Cuatros

Adrián M. Almonacid+Cristina Ródenas=Cuatro Cuatros

Cuatro Cuatros es un estudio de diseño ubicado en la ciudad de Valencia, integrado en la actualidad por Cristina Ródenas y Adrián M. Almonacid, enfocado al área de mobiliario e iluminación. Cuatro Cuatros surgió en la Universidad Politécnica de Valencia, donde sus cuatro miembros originales, cursaron estudios de Diseño Industrial.
De una asignatura y un trabajo posterior en común surgió una afinidad que les llevó a presentar su primera colección, Signos, en el NUDE de Feria Hábitat 2010, gracias a la cual lograron la beca concedida por el salón, que llevó a los miembros de Cuatro Cuatros a realizar una estancia en la firma de iluminación valenciana Lzf Lamps. La experiencia, como Cristina y Adrián afirman, fue enriquecedora, ya que “nos permitió observar las distintas fases de desarrollo del producto, y el tiempo que lleva sacar un producto al mercado y producirlo”, todo ello teniendo en cuenta el carácter handmade inherente a Lzf.

Cuatro Cuatros Almohadilla

Silla y taburete Almohadilla (Colección Signos, 2010)

La visión común del diseño entre los componentes del estudio se traslada al trabajo de creación de Cuatro Cuatros, con unas características principales como son el estudio concienzudo del concepto a investigar, que más tarde se traslada a un diseño ciertamente esquemático, tendente a una simplificación del producto, en aras de una comunión entre sobriedad estética y funcionalidad. “Buscamos la esencia del producto y de ahí surge la aparente sencillez de los muebles. El trabajo al que más tiempo dedicamos es el de reducción, esa aparente simpleza, que en realidad está muy pensada. A nuestro entender, la funcionalidad y el diseño van ligadas, siendo una prioridad absoluta en nuestro trabajo”, apostillan Cristina y Adrián.

Cuatro Cuatros

Silla #5 (Colección Lim#, 2012)

“Existen rasgos comunes entre nuestras colecciones, comparten una identidad común, aunque eso no deja de lado el hecho de que cada uno de los proyectos individuales que desarrollamos posea una fuerza propia y unas características distintivas”, profundizan Cuatro Cuatros. “Desde la primera colección (Signos) hay una línea clara de coherencia en nuestro trabajo de estudio, todas las colecciones comparten los mismos principios. Una de las cosas que aprendimos de nuestra estancia en Lzf Lamps es que la coherencia, en su caso el trabajo con un único material, te proporciona una fuerte identidad”. Pese a esta declaración, Cuatro Cuatros no deja de lado la experimentación con nuevos materiales y procesos: “Mientras mantengas los principios, el incorporar nuevos materiales y filtrarlos desde tu propio lenguaje, es un paso más en la evolución correcta de tu trabajo”.

Cuatro Cuatros

Colección Lim# (butaca #8)

En un principio, Cuatro Cuatros abogaba por la realización de producto para una primera vivienda. La simplificación estética, antes comentada, derivaba en un ahorro de materiales, sin sacrificar por ello la calidad final. “Nos interesaba ajustar la cantidad de material al mínimo, productos con poco material pero de calidad”, añaden Adrián y Cristina.

Continúa en “De visita: Cuatro Cuatros (II)“.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page