El Món per un forat: José Llopis

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

Abrimos una nueva sección dedicada a los diseñadores valencianos diseminados por el mundo.

El Món per un forat fue una columna gráfica del humorista Emili Panach, que firmaba con el pseudónimo Milo por tener prohibido usar su verdadero nombre, que publicó durante años en el periódico Levante. Hemos pensado que este pequeño homenaje es un buen nombre para esta sección, en la que contaremos, a través de una entrevista (dividida en dos bloques; preguntas generales y más específicas de su trabajo), los avatares y opiniones de diversos diseñadores valencianos que andan por el mundo.

Inauguramos la sección con José Llopis, un joven diseñador editorial (Ontinyent, 1982) formado en la Escuela de Artes y Oficios de Alcoy y después en la de Valencia. Ha trabajado como diseñador textil, grafista, y durante cuatro años en CuldeSac. Desde hace un par de años, trabaja como diseñador freelance desarrollando Campañas de Comunicación & Cubiertas de Libros (www.josellopis.com) para clientes como: Random House (DEBOLS!LLO), el Teatro Stadsschouwburg de Amsterdam, Comanegra editorial, Hans Huber Verlag, y ahora está colaborando con el Teatro Nacional de Bratislava. Reside en Salzburgo, en los Alpes Austriacos.

 

DissenyCV (DCV): ¿Por qué decidiste salir de España?
José LLopis (JL): Principalmente porque siempre había querido vivir en otro lugar, rodeado de naturaleza, pero también para vivir nuevas experiencias que me enriquecieran como diseñador. A esto se le unió el ambiente social que se respira en España creado por la crisis. Así que me mudé a Salzburgo, en los Alpes Austriacos, una región con mucha naturaleza, calma y buena cerveza.

DCV: ¿Qué diferencias encuentras entre la valoración del diseñador en el país en el que vives y en España? 
JL: En España algunos suelen pensar que esta profesión es una afición y que no supone ningún esfuerzo; cuando realmente es lo que nos da de comer. En cambio, aquí en Austria estamos más valorados y el trabajo mejor remunerado. 

DCV: ¿Es conocido en el país en el que vives el diseño español?  
JL: No sé si es conocido el diseño español en profundidad, pero sí se nos valora a los españoles por nuestra creatividad. Puesto que Austria es un país relativamente disciplinado, se aprecia más a la gente creativa.

DCV: ¿Qué le dirías a un diseñador que se encuentre sin trabajo en España?
JL: Que aprenda idiomas.

DCV: ¿Qué horarios de trabajo tienes?
JL: Como la mayoría de los freelance, no tengo horarios fijos de trabajo. La parte positiva es que puedo organizarme, y aprovechar mi tiempo al máximo. Aquí he aprendido a organizarme según la previsión meteorológica: trabajar cuando hace un tiempo inestable, y disfrutar del tiempo libre y la naturaleza cuando tenemos días soleados.

DCV: ¿Es el idioma una gran dificultad?
JL: No, afortunadamente aquí la mayoría de la gente sabe hablar inglés. Aunque es altamente recomendable saber alemán, que no es fácil. En los Biergärten es dónde mejor se aprende el idioma 😉

DCV: ¿Piensas en volver?
JL: De momento me encuentro muy a gusto aquí. El tiempo dirá…

DCV: ¿Aparte de la comida y el solecito, que echas en falta?
Te puedo hacer un gran listado de comida que echo en falta. A parte de eso, naturalmente familia y amigos; aunque hoy, con las comunicaciones vía internet, es como si estuvieras en casa.

DCV: ¿Estás integrado en el ambiente de diseño de tu ciudad o el país en el que vives?
JL: Sí, aquí he conocido mucha gente nueva: diseñadores, profesionales del marketing, de la publicidad. Siempre enriquece conocer gente que hace lo mismo que tú, pero que tiene una cultura distinta. Aunque me parece incluso más interesante conocer gente de otras disciplinas, como la música, la danza o el teatro. Porque ellos me van a aportar conocimientos que yo totalmente desconozco. Y ya lo han hecho.

 

 

DCV: ¿Reconoces alguna influencia? ¿Es Daniel Gil una referencia para ti? 
JL: Sí claro, pero no sólo Daniel Gil; también Chema Mádoz, Isidro Ferrer, Michal Batory, Michel Bouvet, Ángel Uriarte, etc. 

DCV: ¿Qué importancia le das a la tipografía?
JL: Sobre tipografía sigo aprendiendo día a día. Nunca se sabe suficiente… A menudo es difícil establecer un punto medio entre la propuesta tipográfica que propongo (más estética y contenida), y la exigencia del cliente, que lo quiere todo enorme para que se vea a kilómetros de distancia. En mi opinión, y para destacar entre los demás, es más importante una portada atractiva y potente gráficamente, que unas tipos gigantes.

 DCV: ¿Qué importancia le das a la fotografía?. El trabajo fotográfico de tus portadas, ¿lo realizas tu?
JL: Creo que cada diseñador debe buscar su propio estilo para expresarse, diferenciarse de algún modo. Personalmente, me gusta combinar fotografía con gráficos. Todas las fotografías, salvo alguna, las disparo yo mismo en el estudio, porque esto me permite conseguir el encuadre que estoy buscando en cada caso.

DCV: ¿Qué es para ti una metáfora visual?
Sintetizar una historia en una imagen, y que ésta sea atractiva y potente gráficamente. 

JL: ¿No crees que tus portadas tienen una carga semántica que puede influir en el lector?
Evidentemente están conectadas con la sinopsis de la obra, pero no creo que pueda influir en el lector, más bien le va a dar una pista del contenido.

Más info:

NOTA: Si eres o conoces algún diseñador o diseñadora de la Comunidad Valenciana que viva en el extranjero y quieres que aparezca en esta sección, puedes mandar un correo con tu sugerencia a  dssnyinfo@gmail.com.

 

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page