Entrevista con Jaime Maestro (I): “Valencia es un sitio perfecto para hacer animación”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

Álex Serrano, en su primera colaboración con nuestro magazine, entrevista al ganador de un Premio Goya.

Álex Serrano

Álex Serrano

Con esta entrevista (dividida en dos partes) al especialista en animación Jaime Maestro (actualmente responsable del Master de Animación de Barreira), el diseñador valenciano Álex Serrano, alma mater del blog Psychonauts comienza su colaboración con nuestro magazine digital. Álex ofrecerá a nuestros lectores entrevistas y reportajes relacionadas con profesionales y empresas de nuestra tierra, relacionadas, como siempre, con el mundo del diseño en todas sus variantes.

Por Álex Serrano (Psychonauts).

JAIME1

Álex Serrano: ¿Cómo llegaste a la animación? ¿Siempre te interesó?

Jaime Maestro: Yo creo que fue algo que fui descubriendo poco a poco. Desde siempre me gustó mucho dibujar, me pasaba el día garabateando en papeles, libros o en la mesa del colegio, y de soñar con algo soñaba con ser dibujante de cómics o algo parecido. Yo creo que de pequeño no era ni consciente de que hubiese una profesión que fuese la de animador.
Ahora, la gente que se dedica al 3D muchas veces viene queriendo ser animador en un primer momento, y descubre otra disciplina que le atrae más o se le da mejor, como puede ser el rigging, o la iluminación.
Yo creo que cuando empecé, lo que nos fascinaba, era el 3D en sí, que en tu casa podías hacer algo en tres dimensiones y crear una imagen con eso o incluso moverlo.
Recuerdo cómo aluciné la primera vez que vi el Autocad. En mi instituto un profesor nos enseñó un plano de una locomotora y empezó a hacer zoom hacia la puerta, la manivela y dentro del tamaño de un tornillo había un texto de El Quijote. Esto que hoy en día parece una chorrada, nos dejó a todos con la boca abierta. Después llegó el 3D studio 2 (no era ni max aún) y ya quedé enganchado. A mí, la animación, me atrapó después.

Álex Serrano: ¿Cómo fue tu aprendizaje? ¿Cuál era tu situación en aquel momento?

Jaime Maestro: En aquella época todos eramos autodidactas y aprendíamos los unos de los otros. Fue una época muy bonita, devorábamos cualquier información que caía en nuestras manos. Por aquel entonces casi nadie tenia internet en casa, apenas había información o libros, y Youtube ni existía. Había un canal de IRC llamado #3dsymax y aquello era un hervidero de información. Nos pasábamos modelos o animaciones, nos las corregíamos los unos a los otros… Muchos de los que ahora están en grandes compañías pasaron por aquél canal.

Álex Serrano: ¿Qué sensaciones tenías antes y ahora dedicándote a la animación? ¿Han cambiado?

Jaime Maestro: Yo creo que lo que más ha cambiado es la especialización de la gente. Al principio hacíamos de todo, igual modelábamos personajes que los riggeabamos, hacíamos la animación, la iluminación o los VFX. Éramos todo terrenos.
Ahora, en nivel de calidad, ha subido tantísimo que es imposible abarcar tanto si quieres trabajar en una gran compañía. Incluso en una pequeña es mejor tener tres personas que destaquen en diferentes áreas, aunque sepan hacer de todo.

Álex Serrano: ¿Es la animación una profesión nómada? ¿Cómo compatibilizas tu vida profesional y familiar?

Jaime Maestro: En general, sí que es una profesión bastante nómada. Yo he tenido la suerte no solo de no tener que haber salido fuera, sino de haber trabajado en proyectazos para gente a la que admiras, y que muchas veces han sido ellos los que me han buscado a mí. Uno de los últimos, por ejemplo, fue con Jan Pinkava, codirector de “Ratatuille”, en el que había por allí gente como Doug Sweetland que veías en las videoconferencias.
Lo de compatibilizarlo con la vida familiar se lleva peor. Más allá de lo que viajes, esta profesión te absorbe muchas veces y como nos dedicamos a lo que nos apasiona, sigues trabajando o estudiando cuando llegas a casa.

Álex Serrano: ¿Cómo funciona el trabajo de un animador? ¿Qué se hace?

Jaime Maestro: Si hablamos en concreto de un animador, tu trabajo se suele limitar a animar una serie de planos dentro de una producción. A veces te toca hacer varios seguidos y otras veces están sueltos, pero sueles trabajar sin tener una visión global de lo que estás haciendo, a no ser que tengas especial interés.
Cuando afrontas un plano lo más importante es saber que es lo que se espera de ti en ese plano, que es lo que el director imagina para ese plano y por qué se lo imagina así.
Una vez lo tienes claro, lo principal es planificar bien lo que vas a animar e invertir el tiempo que haga falta en saber con detalle qué es lo que hace tu personaje. Cuantas más dudas tengas, más tiempo vas a perder animándolo, porque eso también provoca que empieces a estar descontento con el plano, a querer empezarlo de nuevo… Es algo muy típico del animador que empieza, que como no ha planificado bien el plano empieza a improvisar y cada vez le gusta menos lo que hace, cambia de idea una y otra vez y acaba, o abandonando la animación, o tardando muchísimo más tiempo que el que pensaba.
Una vez empiezas a animar, la calidad de lo que haces casi siempre depende del tiempo que te dan para hacer el plano. Por eso es fundamental tener un buen método de trabajo que te permita llegar rápido a una calidad aceptable y poder continuar trabajando en él hasta que “te lo quiten de las manos”.

Álex Serrano: ¿Cómo ves la industria de la animación en Valencia? ¿Qué echas en falta? ¿Hay que salir de Valencia para poder trabajar de ello?

Jaime Maestro: Yo siempre he dicho que Valencia es un sitio perfecto para hacer animación. Hay muchísimo talento y es un sitio donde se vive fenomenal. Lo que siempre nos ha faltado ha sido una mayor industria. Durante años han surgido pequeños estudios que han hecho trabajos de mucha calidad, como Pasozebra, Keytoon, Hampa, Conflictivos o Clay, pero nos ha faltado cierta continuidad o atraer proyectos de mayor envergadura.
Desde que empecé he trabajado muy duro tanto por no tener que salir fuera como para poder crear industria aquí y poco a poco las cosas van saliendo, asi que espero que dentro de poco no haya que salir de Valencia para dedicarte a la animación.

Álex Serrano: ¿Crees que falta más criterio tanto por parte de los empresarios, como por parte de los creadores, en el ámbito local? ¿Y del público? ¿Crees que está mal acostumbrado a un tipo concreto de animación?

Jaime Maestro: Empresarios con falta de criterio y escrúpulos, por desgracia abundan por aquí. Suele ser gente sin talento ni experiencia que ven cuatro making offs y ya se creen productores que sin hacer nada van a hacerse millonarios. Pero el problema no es la falta de talento o experiencia, eso es lo de menos, lo malo es que ese desconocimiento hace que valoren mal el trabajo de los demás o lo que cuesta hacer las cosas y pretenden imposibles por cuatro duros, teniendo muchas veces a la gente explotada o engañada. Eso lo he visto mucho en la escuela, que era el reclamo perfecto para este tipo de empresario.
En cuanto al criterio artístico, es algo que en cuanto empiezas a trabajar para clientes de fuera te das cuenta. Aquí muchas veces al cliente le da igual la calidad final, tan sólo busca que sea lo más barato posible y con que se mueva y tenga colores, es suficiente. Fuera entienden mucho mejor que ese planteamiento, al final, es una mala inversión, y el nivel de exigencia es mucho más alto. Yo he trabajado con algunos clientes cuyo director creativo era alguien que había estado en Disney, por ejemplo, algo impensable aquí.
En cuanto al público, yo creo que la gente siempre está hambrienta de cosas nuevas y de calidad. Se tiende a darle un producto estéticamente cercano a Disney, a los cánones clásicos, pero cuando les sorprendes con algo, siempre acaban hablando de ello.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page