Daniel Andújar y Manolo Martín plantan falla en el Centre del Carme

La instalación forma parte de un proyecto que pasó con anterioridad por Documenta (Kassel).

El Centre del Carme Cultura Contemporània de València exhibe, hasta el 9 de abril, la falla / instalación “Los Desastres de la Guerra. Caballo de Troya” obra del artista alicantino Daniel García Andújar, en colaboración con el artista fallero Manolo Martín.

La pieza fue presentada el pasado viernes por el director del Centre del Carme, José Luis Pérez Pont, acompañado por los artistas. Pérez Pont ha señalado que “la instalación ‘Los Desastres de la Guerra’ forma parte de un gran proyecto que llevó al artista alicantino Daniel García Andújar hasta la pasada documenta14 de Kassel, uno de los encuentros artísticos más importantes del panorama internacional. El Centre del Carme desarrolla y amplía este proyecto para València, donde se gestó, tejiendo nuevas redes entre el arte más actual y la tradición fallera”.

El director del Centre del Carme ha reconocido que “Andújar es uno de nuestros artistas actuales con mayor proyección internacional. La pieza ‘Los Desastres de la Guerra’ sobre el valor y el respeto por nuestro patrimonio, es un anticipo a la exposición ‘Sistema Operativo’ que ofrecerá el artista en el Centre del Carme el próximo mes de octubre”.
Perez Pont ha añadido asimismo que “el Centre del Carme está potenciando los lenguajes contemporáneos en el contexto de las fallas”.

Documenta14 en Kassel

Caballo de Troya forma parte de la serie de artefactos que configuran el proyecto Los Desastres de la Guerra que Daniel G. Andújar presentó en la pasada documenta14 en Atenas y Kassel. El proyecto fue una propuesta visual contra todo tipo de violencia y una actualización de la representación de la guerra como conflicto socio-político y económico, pero también de dominación cultural. Este anti-monumento fue quemado cerca de la medianoche durante el solsticio del 23 de junio de 2017 en un parque público de la ciudad de Kassel como parte del evento de documenta14 Burning the Canon.

El artista, junto al taller de Manolo Martín, ha vuelto a reconstruir el conjunto escultórico añadiendo algunos elementos que hacen alusión directamente al contexto de València. El evento de Kassel era conmemorativo de los juegos de guerra nocturnos realizados durante el Heldengedenktag, la conmemoración nacional-socialista del día de los veteranos de guerra del 4 de Junio de 1939. Una significativa exaltación nazi a la guerra con presencia en Kassel de la plana mayor del nazismo, incluyendo a Adolf Hitler y aliados fascistas como Queipo de Llano, en representación de Franco, o el General Rossi, en representación de la Italia de Musolini.

Junta del Tesoro Artístico durante la Guerra Civil

En esta ocasión el proyecto quiere rendir un tributo a la memoria de los miembros de la Junta del Tesoro Artístico durante la Guerra Civil y a sus colaboradores, quienes desempeñaron un papel relevante en el salvamento de nuestro Tesoro Artístico. Su dedicación preservó gran parte de nuestro patrimonio de los bombardeos y los desastres de la guerra. Muchos de estos tesoros fueron trasladados a València, a los depósitos habilitados para las obras en las Torres de Serranos y en el Colegio del Patriarca.

Así, en torno a este anti-monumento, el artista exhibe algunas fotografías procedentes del Archivo Nacional que conectan la pieza con el momento histórico, además de reproducir a tamaño real dos de los cuadros más representativos de ese Tesoro Artístico como son “el 3 de mayo” de Francisco de Goya, quien da título también al proyecto con su serie de grabados sobre los “Desastres de la Guerra’ y ‘Las meninas’ de Velázquez.

Según el artista “el proyecto sobre los desastres de la Guerra conecta por un lado con la idea de emergencia (la creación del Junta del Tesoro Artístico donde se reunieron historiadores de todos los colores para salvar el patrimonio) y por otro propone una reflexión sobre el canon artístico, porque se hacía necesario configurar una jerarquía en las piezas a rescatar. Un hecho histórico donde tienen también su origen de los protocolos de la logística del arte que hasta el momento no existían”.

Según Andújar “hay una teoría que defiende que todo aquel que ha intentado cambiar el canon artístico a lo largo de la historia es porque quería imponer el suyo, como pasó con el arte fascista”.