Diseñadores y creativos revalorizan el espolín

Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

Amstel lanza una iniciativa con la colaboración de Héctor Serrano, Ana Illueca, Closca o Siemprevivas.

AMSTEL MOVIMIENTO ESPOLÍN enmarca una serie de iniciativas para poner en valor la cultura sedera que van a tener sus máximos exponentes en la AMSTEL ESPOLÍN COLLECTION así como en el programa de estudios y las BECAS AMSTEL ESPOLÍN, pero que incluye más acciones, como los AMSTEL ESPOLÍN DAYS, talleres interdisciplinares alrededor de este tejido artesanal valenciano. Es la nueva propuesta de la firma cervecera para estas Fallas, que se ha presentado en un evento, celebrado en los talleres artísticos Sporting Club Russafa de Valencia, que ha contado hasta con una pequeña exposición y desfile.

“Para nosotros el espolín es un símbolo de las Fallas por todo el esfuerzo, artesanía y belleza que esconde”, ha comentado Elena Morales, Brand Manager de Amstel en la presentación de este movimiento, nacido para poner en valor un tejido con cinco siglos de historia y que aún se realiza manualmente, atando uno a uno cientos de hilos de seda. “Este año nos hemos propuesto dar el valor que merece a la tradición sedera de las Fallas. Es una herencia cultural fascinante, pero corre el riesgo de desaparecer”, ha afirmado Morales, quien recordaba que Valencia ya es la única ciudad de España, y casi del mundo, donde todavía se teje a mano el espolín, aunque cada vez en menos telares. “El hito que ha sido llegar a ser Patrimonio de la Humanidad nos pone sobre los hombros la responsabilidad de trabajar para que los elementos únicos de la fiesta no se pierdan. Nosotros queremos que el espolín tenga un futuro, acercarlo a las nuevas generaciones, así que hemos invitado a creativos de diferentes disciplinas a reinterpretarlo y actualizarlo”, ha explicado la Brand Manager de Amstel.

AMSTEL ESPOLÍN COLLECTION, una iniciativa en la que la cervecera ha invitado a colaborar a talentos de distintas áreas de la creatividad valenciana para dar nuevos usos a la sedería valenciana. Uno de ellos ha sido Héctor Serrano, con proyectos para MUJI o La Casa Encendida, Premio al Diseñador del Año en 2009 por la prestigiosa revista AD y cuyas creaciones se exhiben en museos de Londres, Nueva York y Ámsterdam. Su propuesta ha sido la creación de una lámpara cuya especial tonalidad de luz parece dar vida al estampado floral de esta tela. Como ha afirmado Serrano, “la lámpara Espolín trata de ensalzar esta magnífica tela. Nos parecía una pena que el espolín solo se pudiese apreciar cuando se visten las falleras y que pase la mayor parte del tiempo guardado en un armario. Queríamos diseñar un producto que permitiera apreciar la tela todos los días, elevandola y enmarcándola con la luz. El espolín queda iluminado delicadamente acentuando sus matices y permitiendo apreciarla como lo que es, una obra de artesanía única”.

Otro punto de vista ha sido el de la firma valenciana de calzado Lola Cruz, Premio a la Mujer Empresaria de la Comunidad Valenciana en 2009 y presente en 20 países, que ha apostado por el salto del espolín desde la indumentaria tradicional a la calle en unas deportivas unisex ideadas para las largas jornadas falleras. Ana Illueca ha dado una lectura sensible a esta tradición sedera, desde el minimalismo y poniendo el foco en sus detalles. Una de sus piezas transforma en vasija el carrete sobre el que se trabaja el hilo de seda. En unos platos reproduce los cuidados estampados del espolín y en unos recipientes, joyero y saco, combina la seda, cerámica y rafia.

La firma Ribags ha creado una moderna mochila manufacturada, en la que el cuero convive con el tejido artesanal. Un símbolo de la fortaleza de esta tradición y de su capacidad para acompañarnos en cualquier viaje. La startup Closca ha adaptado su casco ciclista Closca Fuga, ganador del Eurobike Price y presente en Design Store del Moma neoyorkino, en una demostración de la viabilidad de la harmonía entre la vida cosmopolita y la tradición fallera.

Completa la colección la firma Siemprevivas. Con el diseñador de moda Adrián Salvador en el área creativa -partícipe de diseños para Michelle Obama o la firma Roberto Verino e impulsor de la firma de bolsos de lujo Onesixone que triunfa en EEUU- , le han dado literalmente la vuelta al espolín para mostrar en el trabajo artesano que esconde en un cruce con el Street Style que se materializa en una gorra y una chaqueta bomber. Otro diseñador valenciano, Ricardo Alcaide, ha contribuido al proyecto a través del diseño de la trasera que pudo verse en la presentación de Sporting Club Russafa.

Esta colección podrá verse a partir del 16 de marzo en el Amstel Art, el espacio dedicado al arte y la cultura en Veles e Vents. Y se podrán conseguir ejemplares a través de una serie de promociones activas en bares y restaurantes de la ciudad. Por cada cuatro tercios de la gama Amstel (Amstel Oro, Amstel 100% Malta, Amstel 0,0 y Amstel Radler), se entregará un bono que contiene un código. Siguiendo las instrucciones ofrecidas en los perfiles en redes sociales de Amstel, en el microsite http://tejiendolasfallas.amstel.es/ se podrá comprobar si es ganador. Además, llevando el bono a uno de los puntos de canjeo habilitados por la cervecera (Plaza del Ayuntamiento y Mercado de Tapinería), se obtendrá una de las miles de pulseras falleras en siete colores distintos que la cervecera ha creado para reivindicar la sedería valenciana y que tendrán un papel importante en este movimiento.

 

Diseño de Héctor Serrano

Diseño de Ana Illueca

Share on Facebook
Tweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page