Nueve sonríe con su proyecto para doctor harvey

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

La agencia trabaja un naming alejado de los habituales en el sector.

Harvey Ball, creador del smiley.

Con un interiorismo ya marcado con claras referencias a la estética industrial americana, el estudio valenciano Nueve recibió el encargo de crear el naming para una cadena de clínicas dentales especializadas en ortodoncia invisible cuyo leitmotiv es el de crear sonrisas bonitas. Se pretendía huir de los namings habituales en el sector (sufijo de) tan habituales en las franquicias, ya que las clínicas van enfocadas a un target de profesionales millennials. Es por ello que al tratarse de una clínica diferente necesitábamos un nombre diferente. Trabajamos sobre el concepto de la sonrisa y ahí llegamos al smiley.

El smiley, la famosa cara formada por una boca sonriente y dos puntitos para los ojos sobre un círculo amarillo fue creado en 1963 por el americano Harvey Ball. Basado en este concepto, se creó doctor harvey, un naming compuesto que hace referencia al sector de la empresa (doctor-clínicas dentales) y harvey como guiño a este icono mundialmente conocido y al resultado de los servicios que ofrece.

Un naming con un concepto sólido, buena sonoridad, pregnancia y que se acerca de manera amable a sus clientes potenciales sacándoles una sonrisa. Para doctor harvey Nueve creó una marca rotunda en blanco y negro y con un punto de color. Una marca con una tipografía serifa; elegante y con carácter para representar a este nuevo personaje y acompañada del guiño al smiley; un punto amarillo que le da frescura. Además se propuso el claim “have a smiley day” en referencia al “have a nice day” que acompañaba a los smileys en sus orígenes.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page