Jordi Rins: “Si la película es histórica, evitar la Trajan es imposible”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

Tras el fallo del primer Goya alternativo al mejor diseño gráfico, promovido por DissenyCV, charlamos con el ganador, Jordi Rins

Tomás Gorria. Hace tiempo que desde el sector del diseño y la cultura visual ( Cuatrotipos ya lo reivindico en 2009  Xavi Calvo promovió hace unas semanas una recogida de firmas en este sentido) se está reivindicando un Goya para el apartado de mejor diseño gráfico en una película española. Y ya que no nos hacen mucho caso el pasado sábado decidimos  crearlo nosotros. El equipo de dissenycv seleccionó subjetiva y apresuradamente diez carteles de entre las películas producidas en 2017, que  mostramos en nuestra página de facebook.  Tras una reñida votación, que duró solamente lo que duró la emisión de la gala de los Goya, resultó ganador de este I Goya Alternativo al mejor cartel  la película Incerta Gloria, dirigida por Agustín Villaronga. En segunda posición quedó el cartel de la película Julia Ist, diseñado por Alexandra Jordana con fotografía de Celia Giraldo.

El diseño del cartel ganador es de Jordi Rins, (con fotografías de Lucia Faraig). Jordi, a pesar de su juventud tiene una contrastada experiencia en la gráfica cinematográfica. Tras la resolución del concurso, nos pusimos en contacto con Jordi Rins y amablemente nos ha contestado a las preguntas de la siguiente entrevista.

Jordi Rins

– ¿Como ves la idea de instaurar las categorías de mejor cartel y mejores títulos de credito en los premios cinematográficos?
– En el caso del cartel se me hace extraño. Ahora el cartel es una parte de una campaña de comunicación para vender la película y el proceso de trabajo muchas veces está más condicionado por factores externos como el marketing, las tendencias o las modas del momento que de la película. La manera de trabajar es más publicitaria que artística. En el caso de los títulos de crédito no me ocurre lo mismo, estos si forman parte de la película; de hecho el director siempre está encima del proceso para que encajen a la perfección en la película y ayuden a potenciar la historia que quiere contar.

– En tu portfolio pueden verse que de algún modo, te has especializado en carteles de cine. ¿Te sientes cómodo en este formato?
– Siempre he sido muy cinéfilo, de hecho mi padre realizó trabajos de “muralista de cine” que consistía en pintar a gran escala los carteles de los estrenos del cine. De pequeño vi como reproducía los carteles de Los Goonies, “Gremlins, Indiana Jones etc… y aquello supongo que me marcó mucho. Mi formación es de diseñador gráfico y durante muchos años he trabajado como director de arte en agencias de publicidad, desde hace unos años me dedico casi exclusivamente a la comunicación cinematográfica; supongo que he conseguido unir lo que estudié (diseño gráfico) y mi experiencia laboral en el mundo de la publicidad (el marketing), con lo que más me gusta (el cine).

– ¿Cómo es la relación entre el diseñador del cartel y el responsable de la dirección artística de una película?
– Normalmente cuando te encargan el cartel, la película ya está en fase de montaje y el departamento de arte ya no está en la película. Para hacer un cartel normalmente ves un primer montaje de la película y evidentemente te impregnas de la dirección artística de la película pero lo que realmente me interesa son las fotografías o la mirada que ha tenido el “fotofija” de la película; su ojo y sus fotografías casi siempre son el embrión de lo que será el cartel. 

– ¿Cuáles son los rasgos que definen un buen cartel para una película?
– Que te llame la atención, que te guste y te pique la curiosidad por ver la película, pero sobretodo que sea muy gráfico.

– ¿Porque hay tan poca variedad en la composición de los mismos?
– Hay una serie de reglas que siempre se repiten; una es el texto y el otro los personajes que aparecen (si los actores que aparecen son muy famosos, estos deben reconocerse bien); el margen para diseñar es bastante limitado. También hay que tener claro para que se usan los carteles; la gente debe adivinar de que tipo de historia se trata y a que género pertenece la película, en un instante. El tiempo que le dedica una persona a mirar un cartel seguramente no supera los 5 segundos. Desde marketing siempre se siguen los patrones de éxitos de taquilla previos y muchas te llevan a reproducir una y otra vez lo mismo. El tipo de cine que más arriesga es el de “autor” porqué quieren tener personalidad propia.

– ¿Hay manera de evitar la Trajan?
– Si el cartel pertenece al género “histórico” o de “terror” es casi imposible. Hay gente que la evita pero acaba utilizando una similar… La Trajan ha acabado definiendo estos dos géneros, al igual que una tipografía Black de palo seco la relacionas al instante con la “comedia”. Cuando trabajas estos 2 géneros en concreto, te preocupas más de la imagen y la composición que de la tipografía. Pero estaría bien empezar a cambiar y arriesgar más.

 – ¿Cuales son tus referentes en esta materia?
– Bob Peak, John Alvin, Oscar Mariné y Kellerhouse.

– Destaca tres carteles de cine que gusten, del cine español e internacional
– El día de la bestia de Oscar Mariné (uno de los diseñadores españoles que más admiro), MOON de Cardinal comunications y Loreak de Iker Ayestraran que me parece el mejor cartel que se ha últimamente. 

 

-Tambien te dedicas al diseño de títulos de crédito, otra de las categorías que reivindicamos como merecedoras de un galardon ¿cómo ves el nivel en este ámbito en el estado español?
– 
El nivel que hay en España para hacer cualquier cosa es el mismo de fuera. La verdad es que muy pocas películas necesitan un diseño de títulos de crédito y normalmente el director los ve como algo ajeno y que no controla lo suficiente creativamente,  y se tira con unas cartelas bien colocadas encima de unos planos tranquilos. Sin embargo con las series hay más oportunidades. Todas las series necesitan una cabecera y normalmente se busca la mirada de un diseñador para que encuentre una idea o un concepto gráfico.

– ¿Qué importancia le concedes a los títulos de crédito en el diseño general de una película?
– Tienen que sumar y ayudar a contar la historia. También ayudan a dar a la película una personalidad concreta y la hacen más única, más atractiva. Es como si la vistieras mejor.

– ¿Cuales son tus referentes en esta materia?
– Pablo Ferro, Saul Bass, Antibody, Kyle Cooper….

– Destaca tres títulos de crédito  del cine español e internacional
– Los que más me han marcado son los de Dr Strangelove de Pablo Ferro, Trainspotting de Tomato, Gattaca de Kyle Cooper  y del cine español que más me han gustado últimamente son los de El rey tuerto de (Pablo Sánchez).

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page