Inma Pérez (librería Dadá, MuVIM): “Un buen diseño en un libro sobrevivirá hasta que las tendencias marquen una nueva pauta”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

Segunda parte de la entrevista realizada por Álex Serrano a Inma Pérez, alma mater de la librería Dadá en MuVIM.

Viene de “Inma Pérez (librería Dadá, MuVIM): “El diseño es el pilar fundamental de esta librería”.

Texto: Álex Serrano (Psychonauts Magazine)

Imagen: Alejandro Álvarez (www.pinacotecaderadio.com)

dissenycv.es-alexserrano-inmaperez-2

Álex Serrano: ¿No crees que cada vez se compran más los libros por el envoltorio en vez de por el libro en sí mismo?
Inma Pérez: En una sociedad en la que prevalece la imagen y yendo siempre con prisas, se aplica lo que llamo: reducción del tiempo de compra. Es decir, cuanto menos te pienses en comprar una cosa mejor, porque si te lo piensas, es muy probable que no lo compres. Por ello es indispensable captar la atención de forma inmediata y que el diseño te dirija literalmente a la publicación. Se cuida mucho más, claro está, la portada,y el formato del propio libro.
Pero en las publicaciones que llegan a Dadá, tratamos que el continente y el contenido estén tratados de igual forma, con calidad. También porque los editores saben que en tiempos como estos el cliente no es tonto, compra de forma más inteligente, entre otras cosas porque no hay dinero, posee más información y es más exigente. Un buen diseño en conjunto, que incluya el contenido, sobrevivirá, hasta que las tendencias marquen una nueva pauta. Y volveremos a empezar. No hay que vender por vender, terminarás perdiendo al cliente. Es mejor ofrecer calidad siempre.

Álex Serrano: ¿Se compran muchos libros de diseño?
Inma Pérez: Aquí en Dadá sí, es la referencia en la búsqueda de libros de diseño en Valencia. Ahora bien, si hablamos de diseño no como temática sino como parte estética, la respuesta también es sí, pues, como ya he apuntado anteriormente, muchos editores se han preocupado en los últimos tiempos por mejorar sus publicaciones y apostar por la calidad de la edición. Esto ha provocado que cada vez haya en el mercado más cosas interesantes, que arriesgan con el diseño editorial, la impresión y el papel, que se ha convertido en un estupendo soporte diría que reivindicativo frente a lo digital, mostrando ahora más que nunca sus infinitas posibilidades.

Álex Serrano: ¿Qué tipo de libro es el que más se vende?
Inma Pérez: Se venden de forma puntual los catálogos de museo obviamente, y luego se venden bien los libros de diseño, moda, los fanzines y las revistas especializadas.

Álex Serrano: ¿A la gente se la conoce por lo que lee?
Inma Pérez: Creo que si, si bien no es el único indicador, no deja de ser una elección personal, como la música, las películas o las series que ves, los lugares que frecuentas, la ropa o la comida. Todo ello conforma tu personalidad, tu forma de ver las cosas. Puedes decir mucho de ti por los libros que lees.

Álex Serrano: ¿No te produce hartazgo escuchar tantas veces que se lee poco?
Inma Pérez: Consumir cultura debiera ser parte de nuestra educación. Hay gente que lee, y puede que gracias a los soportes digitales incluso lo haya empezado a hacer, pero mi sensación es que no se aprecia o valora todo lo que la lectura nos puede ofrecer. Leer un libro implica soledad, intimidad, tú con el ejemplar que hayas elegido en ese momento, le dedicas tu tiempo, te evades de la realidad para sumergirte en otro nivel. Ese tiempo lo inviertes en vocabulario, gramática, lenguaje y conocimiento.
Para mi, una de las mayores satisfacciones es encontrar un libro que me haga no querer dejarlo hasta el final. No concibo mi vida sin leer.

Álex Serrano: ¿Cómo describirías el panorama editorial actual?
Inma Pérez: No puedo hablar del sector en general porque debido a la especialización de Dadá hay temas que no controlo. Para los pequeños libreros es importante mantener la cercanía con todos los que forman parte del proceso de distribución del libro, tener información, y trabajar con personas que además valoren nuestro trabajo. En estos momentos hay cosas que se están reorganizando y todavía no sé bien para qué, pero por contra, está habiendo una tendencia hacia la especialización en toda la cadena, lo que facilita y posibilita el acceso a muchas novedades. En estos momentos hay muchos editores, autores e incluso distribuidores emergiendo y con posibilidades de tener sus publicaciones en las librerías a pesar de no tener cabida en las grandes compañías.

Álex Serrano: ¿Crees que la figura del librero, al igual que la del editor, está perdiendo valor en un mundo hiperdigitalizado?
Inma Pérez: El valor de las librerías especializadas o pequeñas reside precisamente en la figura del librero. Y lo mismo sirve para las editoriales. Es imposible concebir un espacio sin estar condicionado por la actitud, y aptitud, de la persona, o personas, que están al frente del mismo. Nuestra baza como libreros para sobrevivir en el mundo hiperdigitalizado es la de poseer información, conocimiento, de dar un servicio y una atención de calidad, personalizada, atendiendo a las necesidades de cada uno de nuestros clientes, pues para nosotros son personas, no números.

Álex Serrano: ¿La pequeña librería, tal y como se entiende tradicionalmente, tiene alguna oportunidad?
Inma Pérez: Me gustaría pensar que todos los libreros que conozco dentro de diez años seguirán estando al frente de las librerías que regentan, y me incluyo a mi misma en este pensamiento. La oportunidad existe, pero es un negocio muy complejo y sacrificado, por lo que hay que tener en cuenta que hay que trabajar mucho, crear tejido, mantener un nivel. Hay que estar atento a lo que sucede alrededor, a estar al día, a adaptarse. Y a veces, simplemente eso no es suficiente, porque la sociedad cambia y las necesidades pueden ser otras.

Álex Serrano: ¿No se hace mucho hincapié en la celebración de las bondades de la lectura? ¿No es un poco ñoño?
Inma Perez: Se hará hincapié en las bondades de la lectura, pero eso no parece que suponga que cada vez más gente lea, o compre libros. Por otra parte pienso que estas bondades no las deben “vender” solamente los editores o libreros, la lectura debiera forma parte de nuestra educación, y puede que sea ahí donde más haya que hacer precisamente más hincapié. Fomentar el hábito de lectura desde pequeños, pero no obligarnos a leer cosas totalmente fuera de contexto, sino motivarnos a escoger, a decidir qué queremos leer. Lo de las celebraciones está bien, son necesarias, pero hay que profundizar en el trabajo que se hace durante todo el año por parte del sector. En nuestro caso somos librer@s prácticamente las 24 horas del día.

Álex Serrano: ¿Lees mucho? ¿Y escribes?
Inma Pérez: Soy lectora desde que tengo capacidad para leer, sueño con una casa donde haya una enorme estantería llena de libros para cobijarme, con mi sillón y mi cojín para leer. Por mis estudios he leído lo inimaginable, y ahora leo cuando tengo tiempo, menos de lo que me gustaría. Pero luego lo hago del tirón, en vacaciones siempre tengo un libro en las manos.
Y he escrito, me publicaron un artículo sobre mi investigación. Me encanta escribir, creo que se está notando en la entrevista y ahora lo hago para Fanzineología, sobre mis vivencias como librera afanzinerada, lo disfruto.

Álex Serrano: ¿Cómo ves el futuro de las librerías? ¿Qué formas crees que está adoptando o puede llegar a adoptar el nuevo ecosistema textual que está naciendo?
Inma Pérez: El futuro es complicado, para qué negar lo evidente. Además de una crisis económica, lidiamos con una crisis del sector, en plena reorganización, y con el tema del libro digital como una amenaza latente. Mi postura es acometer el trabajo día y día e ir adaptándome a lo que vaya aconteciendo, porque no puedo hacer previsiones a largo plazo.
Este ecosistema definirá a las librerías como espacios donde reencontrarse con los libros, con amigos, con una oferta seguramente particular y con un servicio de calidad. Muchas seguirán apostando por las redes sociales como instrumento para mostrarse ante el potencial público así como dispondrán, por qué no, de venta online. El futuro podría depender de la especialización.

Álex Serrano: Pensamos en la librería como un comercio, como un lugar de encuentro para lectores…, pero olvidamos muchas veces esos compromisos con la sociedad, la trascendencia que puede llegar a tener una librería más allá de la venta de libros.
Inma Pérez: Cierto. Una librería no es un negocio cualquiera, porque alrededor hay un tejido conector de diferentes personas, vinculadas solamente por el hecho de comprar allí lo que unos crean y nosotros disponemos. Además, como parte de este universo llamado CULTURA, somos una muestra, una imagen, de lo que pasa en nuestra sociedad, somos transmisores de conocimiento a través de los libros.
En el caso de Dadá, está claro además que lo que se debe ofrecer al MuVIM es un complemento de calidad, un servicio a la altura de lo que se podría esperar de una librería de museo. No hay que olvidar que, para los visitantes, la experiencia deber ser satisfactoria. Me gusta pensar que lo que ven aquí sirva para que conozcan una Valencia que posiblemente no esperaban, que se lleven un buen recuerdo, una buena imagen de la ciudad.

Álex Serrano: ¿Crees que la singularidad no está en el comercio, sino en el edificio donde se instala?
Inma Pérez: La singularidad está en el conjunto total, debería ser una suma completa de los factores. Un edificio particular, reseñable, puede ayudarte con las visitas, pero el edificio no es quien ofrece un servicio de calidad, lo hace el comercio, y por extensión quien está al frente del mismo.

Álex Serrano: ¿Cuánto te aporta la librería a nivel personal?
Inma Pérez: La librería es mi vida, paso más tiempo aquí que en mi casa. Y paso más tiempo rodeada de libros que de personas.
Mi personalidad y mi trabajo está volcado al 100% en la librería.

Álex Serrano: ¿Hacia dónde se dirige Inma Pérez?
Inma Pérez: Buena pregunta. No tengo ni la más remota idea. Ahora mismo no lo pienso, hoy estás aquí y mañana allí.

Álex Serrano: Por último, ¿qué libro nos recomendarías?
Inma Pérez: Creo que todo el mundo debería leer Crímen y Castigo, es simplemente indescriptible.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page