“Femenino Plural”, tres formas de cuestionar la realidad fotográfica

La Biblioteca de la Dona de València recibe obras de Irene Lario, Ana Chacón y Lucia Chiner.

La Biblioteca de la Dona de Valencia  presenta la exposición titulada FEMENINO PLURAL en la que participan tres artistas: Irene Lario, Ana Chacón y Lucia Chiner, cada una de ellas tienen tres formas diferentes de cuestionarse la realidad fotográfica. La muestra puede ser visitada hasta el próximo 19 de noviembre.

Irene Lario

Sustituye los pigmentos por pixeles como nueva forma de expresión plástica, convirtiéndose de pintora en foto-artista, que es como ella se define.

Desde hace tiempo, viene utilizando fotografías propias para la creación de su trabajo, subjetivo, fundamentado en un tratamiento digital posterior muy acusado. El sometimiento de la imagen original es el resultado de un proceso complejo: añade, quita, recorta, suma, resta, cambia, junta, mezcla. Cuestiona constantemente de forma permanente conformando a partir de este proceso un universo creativo propio.

Nos presenta en esta ocasión la serie Verdes. Son un conjunto de obras más comprometido y concienciado con la naturaleza. Aludiendo a Jordi Pigem  el Titanic se está hundiendo, y la gente se pone a cazar Pokemon en cubierta.

Una exposición con imágenes digitales que nos instará a recapacitar sobre nuestras responsabilidades como huéspedes de un mundo que, aparentemente, va cambiando con nosotros pero que, en realidad, somos nosotros mismos los que lo estamos modificando.

Ana Chacón (Barcelona 1969)

Artista Plástica. Actualmente trabaja en el proyecto ENDESTRUCCIÓN, compuesto por una serie de obras realizadas en diferentes soportes y técnicas, que tienen como punto de partida la documentación fotográfica y fílmica obtenida durante la desmantelación de una antigua granja avícola y su posterior reconversión en un espacio de creación artística.

Partiendo de imágenes fotográficas, previamente manipuladas digitalmente, transfiere la tinta manualmente sobre los soportes de madera y planchas metálicas de las jaulas de las gallinas, en la mayoría de los casos combinados en la misma obra, diferenciándose las distintas tonalidades y texturas.

Posteriormente interviene pictóricamente resaltando partes de la imagen que se convertirán en los protagonistas de la historia visual de la obra. En unos casos la perspectiva a través de los elementos arquitectónicos de las naves; en otros, objetos tales como comederos, cadenas, jaulas, restos inservibles del hábitat de las gallinas y finalmente seres humanos, sustitutos de los animales, cuya acción simboliza la servidumbre industrial a la que seguimos sometidos.

Lucía Chiner (València 1972).

Diplomada en fotografía Artística por Espai d’Art Fotogràfic de València. Lucía reinterpreta a la mujer de la pintura clásica, revisa el discurso dominante para denunciar la violencia de género sufrida a lo largo de su propia experiencia vital.

El trabajo de Lucía nos plantea como reflexión la  persistencia del machismo germen de maltrato físico y psicológico en la pareja . La Joven de la Perla, La dama del Armiño, Ofelia, la Venus de Boticelli inspiraron esta serie de collages que hablan de abandono, de ira, de indefensión, de incredulidad, de dolor, de ganas de morir. Hablan de las secuelas que sufren aquellas que han experimentado en carne propia la crueldad del maltrato en la pareja.

Expresar los sentimientos a través del collage ayudó a Lucía a superar y entender el proceso de duelo, ahora nos muestra su trabajo con la intención de arropar a otras mujeres que hayan vivido la misma experiencia.