Josep Lizondo (The Barraca): “El problema identitario del Valencia CF es el desconocimiento de su pasado”

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

Fútbol, Mestalla y mucho más. Charlamos con el responsable del blog The Barraca y la revista The Barraca Magazine.

DISSENYCV.ES-THE BARRACA-portada

DissenyCV: Lo primero de todo es saber quién está detrás de The Barraca y Barraca Magazine. 
Josep Lizondo: Siempre he estado yo sólo, aunque en ocasiones, de forma esporádica, se ha tirado de colaboraciones aprovechando amistades o contactos. Aquí han escrito músicos, actores/directores de teatro, periodistas y aficionados rasos. He pasado por proyectos extintos. Spiel Magazine, una revista de cultura visual que fue añadiendo la cultura del fútbol a su propuesta. He hecho algún trabajo para Lineker Magazine, un proyecto bonito que duró apenas dos años. Y ahora colaboro en Valencia Plaza y Diario de Mestalla.

DISSENYCV.ES-THE BARRACA-1

DissenyCV: ¿Cuándo nace The Barraca? ¿Cuáles son las inquietudes detrás de esta propuesta?
Josep Lizondo: THB nace del enfado. De hecho ni siquiera tenía nombre. Empezó siendo un blog cutre en blogspot en plena crisis de 2009, con Vicente Soriano llevando al Valencia a las puertas de un usurero israelí para pedirle dinero, los jugadores sin cobrar, Villalonga en el palco con El Bigotes dándole instrucciones y toda la prensa local babeando al son de sus palabras. Dalport… Estaba todo patas arriba. Fue un acto de protesta y hartazgo con el que ahorrarse el psicoanalista. Con el tiempo fue evolucionando hasta desaparecer por completo la opinión y centrarse en el relato y el reportaje. Ese clic se basó en 11Freunde, una revista alemana muy apreciada personalmente, así empezó a fluir la Fußballkultur.

Por el mismo motivo la historia del Valencia tiene una parte importante en el proyecto (cultura de club), fui un niño criado en el desconocimiento del relato de su propio equipo. Hablar de la historia del Valencia era empezar en la Delantera Eléctrica, decir cuatro cosas de Puchades y pasar directamente a Kempes. Ese gran vacío me inquietaba. El VCF tiene un gran déficit de bibliografía. ¿No había nada más? Y sí, lo hay. Hay muchísimo. La historia del club es fantástica, hay de todo y en cantidad. Es la gran desconocida, y es una pena. Creo que el gran problema identitario que tiene la institución es precisamente que tanto ella como los aficionados ignoran su propio pasado. Esa construcción de un relato es una pata importante de todo esto, ello ha conducido a la investigación, a bucear en hemerotecas, a entrevistar a hijos o nietos de jugadores de hace 70 años, de fundadores o exdirectivos. Siempre descubres algo.

DISSENYCV.ES-THE BARRACA-2

DissenyCV: Estar en el ámbito digital, ¿es producto del momento en que nace The Barraca o el medio más adecuado para dar salida a vuestra propuesta?
Josep Lizondo: Es producto del momento. Soy de la generación digital, he hecho la evolución desde el principio del siglo hasta llegar a twitter: foros, listas de correo… Internet es el medio natural para comunicar y expresarse para nuestra generación. Aunque me haya criado en una casa donde habían (hay) libros hasta en la cocina, y habitaciones repletas de estanterías con ejemplares. Soy un amante del papel como medio para el reposo, todavía me cuesta leer un longform en digital, pero me encantan los libros de 500 páginas y periódicos como Die Zeit o Página 12 y sus suplementos. Puede que sea algo contradictorio, pero va con nuestro momento, mi generación empezó su camino entre finales del siglo XX y principios del XXI. Estamos en medio de lo viejo y de lo nuevo. Y eso es enriquecedor.

DISSENYCV.ES-THE BARRACA-3

DissenyCV: En The Barraca tocáis temas nacionales e internacionales pero vuestro tema principal es el Valencia, tanto en la actualidad como en su pasado, en el que buceáis continuamente. Ahí está claro que hay un componente de aficionado, de sentimiento. Esto restringe los posibles lectores, pero sobre todo, creo que fideliza…
Josep Lizondo: En ese aspecto estoy satisfecho, llegan tantas visitas de Estados Unidos o Reino Unido como de España. Y dentro de eso, Madrid, Barcelona y Baleares tiran del carro. Incluso las de Latinoamérica son en cantidades muy aceptables, aunque están por debajo de Alemanía y Francia. Europa manda. No hace mucho fuimos trending en Venezuela (sí, Venezuela) porque un periodista de allí rebotó una historia de fútbol femenino en Sudán que habíamos colgado.

Es cierto que el VCF es el tronco del proyecto, pero éste es un medio que habla de fútbol y de sus complejidades, eso sí, con un pie en el lugar donde se edita, que es Valencia. De hecho una de las ideas a futuro era abrazar la cultura urbana y polideportiva. El fútbol callejero y de barrio. Esta fue tierra de boxeo y campeones del mundo, de atletismo y pilota. Ahora empieza a serlo de basket. Pero nunca encontré a nadie dispuesto, y más que diera el nivel de las historias que buscamos. THB no es de hablar de goles y resultados, va mucho más allá. Buscamos la profundidad, la historia con un toque humano y épico.

DISSENYCV.ES-THE BARRACA-4

DissenyCV: En los últimos años ha habido una explosión de publicaciones que miran el fútbol más allá de lo meramente futbolístico. Ahí está Panenka, Offside o el trabajo en ilustración de Jorge Lawerta. ¿A qué creéis que se debe esto?
Josep Lizondo: Es un fenómeno a nivel global. En Reino Unido se ha disparado la proliferación de libros que evocan la época victoriana. Somos una generación acribillada. El fútbol era misterio. Era miedo, miedo al campo embarrado y de dimensiones reducidas, a salir a balonazos de los campos del norte. Cualquier equipo era un Vietnam en 90 minutos. La igualdad hacía posible eso. Un mundo que no era un Gran Hermano constante le añadía el componente de intriga necesario.

Hoy se televisa todo y a todas horas, y el fútbol sin misterio no es gran cosa. Además se instaló una cultura en los medios de masas que incita al desprecio, a la superioridad moral. Hoy en día se genera un escándalo por cualquier absurdez. La mercantilización del fútbol ha traído como consecuencia que ya no hayan rivales temibles en terrenos menudos. A esos equipos se les desprecia y se exige una goleada cuando te enfrentas a ellos alegando al presupuesto. Todo ha quedado reducido al vil metal.

También vemos como se intenta tildar de fracaso que un equipo no gane dos años seguidos un triplete. Todo eso nos ha convertido en nostálgicos en cuerpos de treintañeros. Echamos en falta las piernas peludas y los bigotes poblados porque nos recuerda a un fútbol donde perder era lo normal y ganar la p… h… Esto lo definió muy bien Jürgen Klopp hace unos años: “Puedo jugar al tenis con una niña de 4 años y ganarle siempre. Pero yo no quiero ganar, quiero sentir”. Ya no sentimos, el triunfo se transformó en una anécdota.

Luego está la componente mediática. El medio tradicional escupe basura. Hoy compras un periódico para leer tuits y comunicados hechos en instagram. Enciendes la tele y aparecen coches saliendo de un garaje y a tipos persiguiendo a jóvenes millonarios por aeropuertos haciéndoles preguntas absurdas. ¿Dónde fue a parar el fútbol?

Nosotros nos criamos en otra cultura. Veíamos +Deporte al medio día. El Día Después de Robinson. El Marca era un periódico serio… Echamos de menos ese poso, ese análisis, cosas que te enseñen y te enriquezcan. Que te hagan sentir. La información diaria está basada en hechos insulsos e intrascendentes, solo se busca polemizar y sacar punta a todo. Hasta la estructura de webs como Marca ya son un calco de las de los tabloides británicos. No sabrás por qué demonios Islandia se ha plantado en los cuartos de final de la Euro, pero no te vas a perder a chicas en bikini jugando al fútbol o a Alves con una peluca haciendo el moñas.

Las publicaciones que se basan en la cultura del fútbol están viviendo su edad de oro porque existe una masa grande de gente que demanda sustancia y sólo la encuentra en medios especializados. Es la revolución de los descontentos, de los que no se resignan a tener que consumir basura por imposición.

DISSENYCV.ES-THE BARRACA-5

DissenyCV: ¿Cuándo dais el salto al papel? ¿Por qué motivo?
Josep Lizondo: Habría que decir que cuándo damos el salto a la nube. No existimos en papel realmente. Nuestra base es la web, pero una vez al año sacamos un número, que se basa en la impresión bajo demanda. Si tu quieres tu revista, la pides, y se te imprime. Sólo la tuya. El 100% del gasto que haces va destinado a ese proceso. El motivo fue prosaico, hace tres años cumplimos cinco años de vida y lo quisimos celebrar así, con una edición en papel, porque además coincidía con el 15 aniversario de la Copa del 99. Que es el primer título de nuestra generación. No había intención de ir mucho más allá, pero tuvo bastante éxito y de repente empezabas a recibir comentarios de gente preguntando cuándo salía la próxima. Y ya llevamos tres números.

DISSENYCV.ES-THE BARRACA-6

DissenyCV: Prestáis atención, es evidente, al diseño gráfico en Barraca. ¿Quién es el encargado de este diseño?
Josep Lizondo: Es un trabajo propio. He estado de director de arte en alguna revista. Es un diseño sencillo, limpio, donde tiene peso la ilustración, pero manda el texto. No sólo es importante presentar buenas historias, sino presentarlas bien. El envoltorio es importante. Esa sencillez se ve en las portadas, son portadas muy gráficas, sin titulares, ni destacados. La temática central de la revista se refleja en ella con un golpe gráfico.

DISSENYCV.ES-THE BARRACA-7

DissenyCV: Otro elemento interesante es la aportación de la ilustración. ¿Con qué ilustradores colaboráis? ¿De qué forma escogéis a estos ilustradores?
Josep Lizondo: La ilustración está viviendo su renacer gracias a las publicaciones especializadas. Sobre todo la enfocada al fútbol, que ya constituye un subgénero propio. Hay revistas como 8by8 o Pickles que sólo utilizan ilustración. THB Mag todavía es un producto bastante artesanal, casi todo es elaboración propia, pero también abusamos de amigos. En los dos últimos números hemos tenido como estrella a Baltasar Castillo -la fantástica portada de Kempes es suya- que ya trabajó con Norma Editorial y hace maravillas con el lápiz y el bolígrafo. Puede que estemos ante la gran promesa valenciana del momento.

DISSENYCV.ES-THE BARRACA-contraportada

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page