De Optima a Neutra: La Generalitat simplifica y retoca su imagen

0
339

Una simplificación gráfica del escudo y una sustitución de la fuente tipográfica son las claves del rediseño protagonizado Dani Nebot y Nacho Lavernia.

Portada del suplemento En Domingo, de Levante-EMV, en el que aparece la entrevista con Bascuñan, Nebot y Lavernia sobre el diseño del primer del logotipo de la Generalitat Valenciana.

Una simplificación gráfica del escudo y una sustitución de la fuente tipográfica (de una Optima Retocada a una Neutraface también customizada) son las claves del rediseño protagonizado por dos de los mismos diseñadores que lo diseñaron 34 años atras: Dani Nebot y Nacho Lavernia)

Tomás Gorria. En 2005, el entonces conseller Esteban González Pons ya intentó remodelar la imagen de la Generalitat a través de un concurso que levantó cierta polémica en el mundo de la cultura y el diseño valenciano por las condiciones del mismo, elaborado de manera poco rigurosa y dirigida más que a un tema de diseño institucional, a una campaña de publicidad, una propuesta que según Lavernia y Nebot declaraban a Levante-EMV “demuestra un profundo desconocimiento de la profesión”.

Finalmente el concurso no llego a realizarse, y en aquella misma entrevista (Suplemento En domingo, de Levante-Emv del 16 de enero de 2005), Daniel Nebot, Nacho Lavernia y Paco Bascuñán (que también participó en el diseño original)  nos contaban el proceso de trabajo del logotipo originario: “En aquel encargo, se nos dió plena libertad de actuación, pero nosotros intentamos con aquel trabajo respetar las reglas de lo que entendíamos un diseño institucional”. Para ello, la comunicación con el servicio de heráldica de la Generalitat fue fundamental. “Cada atributo del escudo es un símbolo, con sus referencias históricas que no se podían soslayar”.

Imbuidos del espíritu de trabajo solidario de La Nave, Bascuñan, Nebot y Lavernia, con la colaboración de otros miembros del colectivo, dibujaron e idearon procedimientos (en 1984 faltaban todavía algunos años para que aparecieran los primeros Macs) para condensar un tipo (la familia Optima de H. Zapf) y diseñaron una marca con la que, combinada en un segundo nivel con una variante condensada de la Futura de Renner, elaboraron el manual de identidad corporativa para los distintos usos y necesidades de la administración.

Treinta y cuatro años después, una administración que ha recuperado la sensibilidad en torno al diseño, ha encargado a los propios autores una actualización del logotipo, la que se ha presentado esta misma tarde en el Palau de la Generalitat, que se ha centrado en las siguientes claves:

 

Simplificación de  los elementos gráficos de la marca.

Los recursos gráficos principales se mantienen (escudo, yelmo, dragón, corona) pero se reduce el número de elementos (de 22 se ha pasado a tan sólo 8)

Sustitución de la tipografía corporativa.

Como decíamos anteriormente, el anterior logo de la Generalitat estaba compuesto por el texto en una modificación (condensación) de la fuente de Hermann Zapf (de las llamadas humanísticas)  y ha sido sustituido por una composición tipográfica muy similar (dos líneas equilibradas en su anchura por el interletraje) de la fuente de palo seco geométrica NeutraFace (diseñada  por Christian Schwartz para House Industries en memoria del arquitecto austriaco Richard Neutra), ligeramente personalizada. No conocemos por el momento el desarrollo de la marca y si se mantiene la Futura Condensed como fuente suplementaria.

Resideño del logotipo de la Generalitat

 

Generalitat Valenciana compuesto en Neutraface Display Medium

Presentación del logotipo

El president de la Generalitat, Ximo Puig, ha definido el nuevo distintivo que será, a partir de ahora, imagen de la Generalitat, y que se ha presentado en un acto público celebrado en el Pati Gòtic del Palau, escenario en el que el responsable del Consell ha compartido protagonismo con los autores del diseño: “Presentamos hoy un símbolo renovado para una Generalitat Valenciana renovada; una imagen nueva para un pueblo que continúa identificándose con su historia, pero que es consciente de su proyección de futuro”, porque pasado y futuro definen la identidad de la Comunitat Valenciana, ha resumido Puig en su intervención.

“Hemos querido que fueran Dani Nebot y Nacho Lavernia, los autores de esa imagen diseñada en 1984, los que la actualizaran” y “lo hemos querido hacer este año porque es este año cuando celebramos que la Generalitat Valenciana, nuestra institución, cumple 600 años”, ha explicado también el president. En el nuevo símbolo “reconocemos el emblema de las instituciones valencianas, pero vemos también su transformación, su adaptación a los nuevos tiempos; no podemos imaginar una tarea más importante para todos nosotros: poner esta institución a la altura del siglo XXI, a la altura de un futuro prometedor, a la altura que merecen todos los valencianos y valencianas”, ha indicado.

El president ha destacado también el prestigio y la trayectoria de Dani Nebot y Nacho Lavernia, ambos Premio Nacional de Diseño, y ha extendido su agradecimiento a “todas las personas que, desde el diseño, la ilustración, el dibujo y el cartelismo han llevado el nombre de la Comunitat Valenciana por todo el mundo”. “Habéis sido unos embajadores magníficos precisamente durante unos años en los que nuestra imagen ha estado muy necesitada de autoestima”, ha subrayado Puig, quien ha recordado que la Comunitat ha sido “tierra de artistas gráficos extraordinarios” “De Josep Renau a Javier Mariscal, de Gregorio Muñoz a la actual explosión de artistas y profesionales”, los y las profesionales de este campo “han colocado el diseño valenciano entre los más potentes de España”, ha recordado.