Rafael Canogar, en el IVAM

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page

El museo valenciano recoge una retrospectiva de la etapa abstracta del artista toledano.

dissenycv.es-ivam-rafaelcanogar

La exposición que estará abierta en el IVAM hasta el 2 de febrero de 2014 constituye una antología de la obra abstracta de Rafael Canogar, que refleja las distintas etapas de su trayectoria artística y la evolución de la abstracción en su pintura. La muestra se articula en torno a tres momentos que jalonan su trabajo: sus primeras abstracciones matéricas de los años cincuenta; su etapa de pinceladas marcadas que protagonizaron sus creaciones a finales de los setenta, la obra objetual de los noventa, que evolucionaría en las primeras décadas del siglo XXI, dando especial protagonismo a la organización del espacio y el juego entre los diversos elementos y fuerzas concurrentes en sus composiciones.

Rafael Canogar (Toledo, 1935). Es uno de los artistas más reconocidos internacionalmente del panorama artístico de las últimas décadas. Discípulo de Daniel Vázquez Díaz, en 1954 celebra su primera exposición individual en la Galería Altamira de Madrid. Poco después, viaja a París donde le impactan propuestas estéticas nuevas, de artistas como Dubuffet, Fautrier o Wols, conocido entonces como “art autre” o abstracción informalista. En 1955 forma parte de la Galería Fernando Fe de Madrid, que defiende la abstracción como línea de trabajo. Galería dirigida por el crítico y poeta Manuel Conde y futuro miembro de El Paso.

Rafael Canogar “Personaje nº 12” (enero 2008- Logroño)

En 1957 , junto a otros pintores, defensores igualmente de la vanguardia informalista como Manuel Millares, Antonio Saura, Luis Feito, Pablo Serrano, Manuel Rivera, Antonio Suárez y Juana Francés, y los críticos Manuel Conde y José Ayllón crean el grupo ‘El Paso’. Posteriormente, se unieron al grupo los artistas Martín Chirino y Manuel Viola. De esta época datan sus referencias a nuestro barroco histórico, a través de un colorido sobrio.

Canogar abandonó las propuestas del Informalismo a finales de los años 60, cuando inicia una figuración compleja, de carácter narrativo, caracterizada por el protagonismo de la figura humana, por la reducción del cromatismo a la gama de grises y negros, y la incorporación de la tercera dimensión.  Es un periodo muy significativo en su obra, y que obtuvo el Gran Premio de la Bienal de Sao Paulo, pero que no estará presente en esta exposición.

dissenycv.es-ivam-rafaelcanogar3

En el año 75, tras los cambios políticos de la sociedad española, la pintura de Canogar abordó una nueva plástica personal e independiente, que le condujo a estructurar su obra desde la abstracción, pero en contraposición a su obra precedente, busca una imagen intemporal, el retorno al orden, a la esencialidad, a una reflexión sobre la pintura. Centró su investigación sobre la propia pintura al considerarla un hecho en sí mismo.

Desde los años noventa, Canogar se centra en la estructura, considerando a la obra abstracta como un objeto en sí. Es a partir de estos años cuando, también, se fueron incorporando paulatinamente a sus composiciones nuevos elementos matéricos como la parafina, posteriormente sustituida por el poliestireno, mezclas con lascas de cristal, vidrio y aluminio.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInPin on PinterestShare on TumblrBuffer this pageEmail this to someonePrint this page